Bernardo Lander: “Me siento un ganador no solo como atleta sino como persona”

De su puño y letra y con destinatario a la Federación Internacional de Ecuestre (FEI), Bernardo escribió lo que le decía su mente y su corazón: Gracias por su apoyo.

Filósofo, su compañero habitual, no estuvo con él en la cita olímpica. En ecuestre de los III Juegos Olímpicos de la Juventud, Buenos Aires 2018, los caballos se asignaron a través de sorteos, cabe destacar que hay otros de reserva que se reasignan si sucede alguna contrariedad que esté fuera de las reglas.

Cameron Z fue el caballo que acompañó al jovencito de 16 años, ficha del club Troya Establos, quien ganó su clasificación gracias a su actuación en el World Jumping Challenge 2017, concurso oficial de saltos avalado por la Federación Venezolana de Deportes Ecuestres y con valor internacional.

La FEI indica en su reglamento: Si descalifican al caballo, también se hace con el jinete. Cameron se enfermó y no pudo continuar, pero estudiaron el caso del venezolano y decidieron asignarle otro compañero.

“Al darle el cólico al caballo, quedamos descalificados porque era quirúrgico, me dieron el otro y quise agradecer. El Comité Organizador y la FEI me apoyaron y tomaron la mejor decisión  al darme esta oportunidad”, explica Lander.

La carta, llegó a manos del Presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach, quien fue hasta la competencia a conocerlo. “Esto no me lo esperaba, cuando te pasa es algo impresionante. Me dijo que muy mala suerte con lo del caballo, me preguntó si estaba bien, que la carta estaba muy bien escrita y que esa es una demostración de fair play”, expresó.

Señores oficiales FEI:

“He querido hacer esta carta para expresar mi gratitud hacia su apoyo y compresión con mi situación y la del caballo que me fue asignado, Cameron Z.

Siempre ha sido la meta de mi carrera llegar a unos Juegos Olímpicos, y ahora estoy cumpliendo ese sueño. Tristemente ocurrió el contratiempo  con el caballo Cameron, pero es muy reconfortante para mí informarles que este se encuentra bien y en plena recuperación.

Ustedes me han demostrado que con honestidad, buena fe y criterio; se puede resolver los problemas de la manera más justa y correcta, una máxima que se acopla tanto a nuestro bello deporte como a la vida misma.

Antes de despedirme, de nuevo, quiero expresar mi más sincero agradecimiento por todas las maravillosas experiencias que he vivido en este tan especial evento. Aún falta la final de mañana pero ya me siento un ganador no solo como atleta sino como mejor persona”.