Levantamiento de pesas y judo se encargaron de sumar dos presas doradas para la historia del deporte Venezolano

“Al ir caminando hacia el podio, y ya sabes que la medalla es tuya, estás nerviosa, estás alegre, sientes nostalgia por todo lo que viviste, piensas en Venezuela, en tu familia y en que estás haciendo historia”, señala la pequeña pocahontas del Levantamiento de Pesas, Katherin Echandia.

Algo similar, explica María Giménez, quien agrega que en ese momento, no te crees lo que hiciste. “Te cuesta asimilarlo porque eres la primera en ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos Juveniles. Es inexplicable”.

Cuando la pesista carabobeña Echandia, le pregunta a su compañera judoca en qué pensaba cuando estaba en la final frente a Tababi Thangjam de India, Giménez es sincera: Estaba nerviosa. “Ella era la contrincante más fuerte que tenía. Pero me concentré, dejé a un lado eso y lo logré”.

Con 1.47 metros de estatura y un corazón guerrero, Katherin encarna para muchos a la princesa “pocahontas”, gracias a sus rasgos físicos, la coquetería inigualable y la garra con la que enfrenta sus competencias. “Todo lo que sucedió fue maravilloso. Ese es el día que más voy a recordar en toda mi vida. Analizaba todos mis movimientos, el peso que me pusieran lo iba a alzar”, comenta.

Por su parte, Giménez, de 16 años y de Puerto Ordaz recuerda la importancia de ser respaldada por alguien que cree en ti en todo momento.

“Antes de entrar a la final mi sensei me llamó, habló conmigo. Yo no estaba creyendo en mí, estaba perdiendo la confianza. Tenía mucho miedo, no estaba segura y antes del último combate me llamó y me hizo entrar en razón”, señala.

 Lo próximo

“Viví el futuro. La energía de la juventud para crear un mundo mejor. El deporte para canalizarla. Amistad, respeto y excelencia como idioma en común”, es el eslogan de Buenos Aires 2018, realidad que no se aleja de las juveniles que hicieron sonar el “Gloria Al Bravo Pueblo” en Argentina.

“Estábamos conversando que nos vamos a preparar y a mejorar para los Juegos Panamericanos de Lima. Continuaremos dándole alegrías a Venezuela y al mundo”, cerró Echandia.

Voley Playa Venezolano queda en 8vos de finales

En un duelo reñido que terminó en tres sets, la dupla femenina de voleibol de playa de Venezuela perdió este domingo ante Tailandia y se despidió de los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires, Argentina.

El binomio integrado por Diana Ramírez y Urimar Narvaez perdió el primer set 21-18 y remontó el segundo 24-22. Ya en el tercero, las criollas no pudieron contener la ofensiva de sus rivales y cedieron 15-11.

“Nos sentimos orgullosas, avanzamos hasta este punto. No tuvimos la victoria, nos quedamos en octavos pero el crecimiento de nosotras sigue en cada momento”, dijo Ramírez en declaraciones a los medios venezolanos.

En la fase de grupos, la dupla criolla clasificó invicta a octavos producto de victorias ante México, Aruba y Ruanda.

“Este partido era importante para pasar a cuartos, no se dio y estamos muy contentas porque salimos con la cabeza en alto, ya que lo dimos todo en la cancha”, agregó por su parte Urimar Narvaez.

En la jornada del sábado, la dupla masculina integrada por José Osorio y Gabriel González también se despidió de las olimpiadas juveniles tras perder ante Costa Rica.

Formato de competencia en atletismo permite una nueva oportunidad

( Prensa COV ) Ninguno de los criollos que han participado hasta ahora en los Juegos Olímpicos de la Juventud está todavía fuera de competencia, debido al formato en el que se disputan las pruebas en este evento.

A diferencia del sistema habitual de clasificación, que va eliminando a los que quedan por debajo del rango estipulado para avanzar en cada evento, en la justa juvenil se promedian las dos actuaciones de cada atleta.

María Ascanio, que ya corrió los 3000 m planos en pista, disputará ahora los 2000 m cross country, en el histórico regreso de la modalidad de campo traviesa al programa olímpico, y será el promedio de su actuación en ambas pruebas, el que definirá su suerte.

Lo mismo sucederá con el resto de los atletas clasificados por nuestro país a Buenos Aires 2018 (la martillera Silennis Vargas, el saltador Armando Bustos, la velocista Orangys Jiménez y el vallista Francisco Díaz), sin que ello implique que han avanzado todavía a una nueva fase de clasificación.

“Los Juegos Olímpicos Juveniles se trata de esto, de que el atleta se supere a sí mismo, tenga la oportunidad de superar sus marcas y demostrar al mundo de lo que es capaz de hacer”, expresó el presidente del Comité Olímpico Venezolano (COV), Prof. Eduardo Álvarez.

A su vez, la lanzadora de martillo, Silennis Vargas, sostuvo “Mis resultados no fueron como lo esperaba. Pero, ya el lunes tendré la segunda parte de la competencia y la aprovecharé al máximo. No voy a intentarlo, haré lo mejor para conseguir mejores resultados. El clima me afectó mucho, hizo frío y no estoy acostumbrada a esta temperatura. Voy a echarle ganas para dejar a mi país en alto. Solo tengo 16 años y estoy aquí, mi meta es estar presente en tokio 2020”.